ENTREVISTA

Lunes, 25 de Febrero de 2013 12:45 hrs.

SERGIO COMBA: UN GUERRERO DEL FÚTBOL QUE LUCHA EN COPIAPÓ

El delantero argentino que llegó este año al conjunto “minero” confesó aspectos desconocidos de su vida: Venció un cáncer que lo tuvo a punto de dejar la actividad.
El jugador de fútbol siempre se ha caracterizado por su esfuerzo y perseverancia, que se construye a punta de cumplir objetivos diarios. Cuando se es cadete se desea llegar al primer equipo, luego ser titular, posteriormente emigrar a un club grande, para después jugar en el extranjero y así ir cumpliendo etapas.

Sin embargo, la vida tras el balón, en la mayoría de los casos, no es tan lineal y ascendente como parece. Pero siempre hay cómo batallar y uno de estos casos de superación, es el de Sergio Héctor Comba.

A sus 34 años, el delantero argentino oriundo de localidad de Rafaela, es uno de los jugadores más destacados en las filas del flamante ascendido a Primera B este 2013, Deportes Copiapó. Sin embargo, antes de llegar a los albiverdes, Comba pasó por varios clubes de Argentina, Chile, México y hasta de Europa. El espigado delantero a sus 17 años ya defendía en Atlético Rafaela, luego pasó a Sarmiento de Junín. A los 21 vistió la camiseta del Nantes F.C. de Francia, después pasó a Ferrocarril Oeste, Pistoiese de Italia, San Martín de Tucuman, Defensores de Belgrano, Huracán, Cruz Azul Hidalgo, Defensores de Belgrano, San Martín de Mendoza, YF Juventus, Sangiovannese, Celano, Santiago Morning y Cobreloa.

El nutrido curriculum de Comba, denota una vida dedicada al fútbol, vida que no ha estado exenta de lucha y perseverancia. Tras finalizar un partido defendiendo al “Santo Tucumano”, Sergio terminó muy cansado y con los ganglios inflamados, en ese momento, la vida le daba un duro golpe. El goleador padecía del mal de Hodgkin (cáncer que afecta los ganglios), enfermedad por la cual pudo haber dejado el fútbol, pero que gracias a su personalidad y al apoyo de su familia logró superar, volviendo a pisar prontamente las canchas, para no parar.

Hoy por hoy, Sergio afirma estar encantado con nuestro país y su fútbol, además de mostrar las mismas ganas de superación que en aquella ocasión donde el cáncer intentó despojarlo de su amor por el fútbol.

- ¿Cómo ha sido el recibimiento del plantel y cuerpo técnico?
- “La verdad es que bueno. Ya me habían dicho muy buenas cosas de este plantel, del ‘profe’ (Gerardo Silva) y de los dirigentes, así que me encontré por el momento con un grupo muy bueno”.

- ¿Cómo evalúas tu paso de un club como Cobreloa a Deportes Copiapó?
- “Bueno, por ahí es dar un paso atrás en una categoría, a un club que tiene aspiraciones de hacer cosas importantes como este equipo, de tratar de zafar de la zona del descenso y después con el tema de ascender, así que son cosas importantes”.

-¿Cuál ha sido el momento más complicado de tu carrera?
“Siempre que hablemos de lo futbolístico, nunca es complicado. Siempre se encuentran cosas negativas, que a la larga se terminan siendo positivas. No encuentro cosas negativas en mi carrera”.

- ¿Y las más positivas?
- “Una de las cosas que más recuerdo, es entrar a la cancha con mis hijos, que ese es un recuerdo difícil de olvidar”.

- Cuando jugaba en San Martín de Tucumán, sufrió una grave enfermedad ¿Fue muy complicado salir adelante en esa situación?
- “Creo que sí. Yo por ahí por mi personalidad y por el círculo de mi familia, lo supe afrontar muy bien, si hoy me preguntas si fue dura, si me pongo a recordarlo, fue dura. Pero te vuelvo a repetir, yo por mi personalidad saqué las cosas positivas de eso y hoy por hoy me acuerdo del 10% de lo que sufrí”.

- ¿Te gustaría volver a jugar en Argentina?
- “¿Te digo la verdad?, no. Yo desde el momento que llegué a Chile, encontré un país súper ordenado, con una liga que continuamente se quiere ir profesionalizando, con estadios nuevos, con ganas de hacer las cosas bien. Desde el primer momento que llegué acá, sentí que tenía que terminar mi carrera aquí, así que sin ninguna duda lo voy a hacer. Si bien faltan muchos años para que eso suceda, creo que sin ninguna duda voy a terminar mi carrera en el fútbol chileno”.

- ¿Cuáles son tus palabras para el hincha de Deportes Copiapó?
- “Que se acerquen. A nombre mío y del plantel, que vamos a dar lo máximo, y que si venimos a Copiapó, no queremos que sea un paso, queremos dejar el nombre de cada uno para que este club salga adelante. Primero vamos sobre un objetivo que es sacar la mayor cantidad de puntos, para zafar rápidamente del tema del descenso, y después apuntar directamente hacia arriba, porque yo y un par de jugadores, firmamos en este club para dejar una huella importante”.

Etiquetado en:   Campeonato As.com   Portada