FINAL

Domingo, 26 de Mayo de 2013 14:09 hrs.

UNA FIESTA UNIVERSITARIA SE ADUEÑÓ DE LA GRANJA

Universidad de Concepción se tituló campeón de Primera B luego de empatar 1 a 1 con Curicó Unido en el estadio Bicentenario de esa ciudad.
Un puñado de doscientos hinchas vestidos de amarillo y blindados por su incondicionalidad, que enronquecieron de tanto alentar, se llevaron al Bío Bío una de las emociones más intensas de sus vidas. Y es que después de noventa minutos de alto voltaje futbolístico y un empate de plena justicia, pudieron liberar su alegría desbordante para celebrar en Curicó la coronación de Universidad de Concepción y su retorno a la Primera División.

Luego de ganar 1-0 en el partido de ida en Collao, la UdeConce llevó a La Granja su ordenamiento y disciplina táctica habitual para imponer su mayor experiencia y ceder campo e iniciativa a un rival cautivo del imperativo del triunfo. Curicó Unido salió al frente, presionó con más entusiasmo que variedad de juego, pero el primer tiempo parecía destinado al empate cuando un penal sobre Otárola a los 41’ permitió que Churín encendiera la ilusión de cinco mil seguidores curicanos.

El partido era tan tenso como duro, con reciedumbre para disputar la pelota y la proverbial guapeza que da su sello a la Primera B en la dinámica de un segundo tiempo vertiginoso y sin diferencias claras en un dominio alternado. La UdeConce mejoró el volumen ofensivo con el ingreso de Navarrete y con el paso de los minutos afianzó su manejo hasta conquistar el empate a los 65’, en una acción individual de Carvallo que Juan Cabral liquidó con un gol “a lo Caszely”, eludiendo incluso al portero local.

Más tarde prevaleció la tensión en la disputa del balón, la visita se defendió con aplicación y Curicó terminó con la bandera arriba y el corazón en la boca en su búsqueda estéril del empate. Universidad de Concepción se consagró campeón de Primera B con plenos merecimientos y en la próxima temporada volverá a la élite en virtud de una magnífica campaña que regaló a su gente la fiesta de coronación lejos de casa, en La Granja del rival.

La impecable ceremonia de premiación y la vuelta olímpica brindaron el cierre a una jornada emotiva. El director de la ANFP, Alexander Kiblisky, puso la copa plateada en manos del capitán penquista Gabriel Vargas, mientras que las medallas correspondientes fueron entregadas por el Secretario Ejecutivo de la ANFP, Óscar Fuentes, y el gerente de Asuntos Públicos, Jorge Reyes. Al fin, el festejo para el campeón y el consuelo que la Promoción ofrece a Curicó para comprobar que las penas del fútbol se pasan en la cancha…


FICHA TÉCNICA
Estadio: Bicentenario La Granja
Árbitro: Carlos Ulloa
Público: 5.500 espectadores.

CURICÓ UNIDO (1): Luis Santelices; Felipe Hernández (71’ Matías Grandis), Maximiliano González, Pablo Otárola, Sergio Catalán (82’ Christopher Díaz); Juan José Albornoz, Franco Bechtholdt, Eric Olivares, Matías Arrúa, Roberto Dovetta (20’ Leonel López); Diego Churín. DT: Pablo Abraham.
UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN (1): Cristián Muñoz; Héctor Berrios, Diego Díaz, Felipe Muñoz, Esteban Flores; Michael Lepe, Francisco Portillo, Juan Cabral (70’ Diego Ruiz), Aníbal Carvallo (77’ Andrés Imperiale), José Luis Jiménez (46’ Gerardo Navarrete); Gabriel Vargas. DT: Pablo Sánchez.
Goles: 1-0, Diego Churín 41’; 1-1, Juan Cabral 65’.
Expulsado: 97’ Maximiliano González.

Por DANIEL PÉREZ PAVEZ
Fotos: CARLOS VERA